martes, 16 de agosto de 2011

COMO UNA CARICIA AL ALMA... / EGY KIS SIMOGATÁS A LÉLEKNEK...

Ez a recept megtalálható magyarul itt.

Me encantan las sopas de fruta, sean cremosas o con tropezones. Sí, sí estáis leyendo bien, sopa de fruta. En Hungría nos tomamos muchas y es una suerte que aquí hay todo tipo de fruta fresca todo el año (aunque hoy en día la hay por todas partes) así que me puedo mimar cuando me dé la gana. Porque para mí la sopa de fruta es como una caricia... suave, delicada. Y si es crema... más todavía. Aquí en España no se estila este tipo de sopas así que cuando preparé una por primera vez, mis amigos me miraban a mí y a la sopa con cara de... ¿esto qué es? Tengo que decir que al probar les gustó mucho pero decían que al ser dulce la preferían de postre. Pues a mí me da igual si es para comer o para cenar, si es al principio o al final de la comida, yo nunca digo no a una sopa o crema de fruta. Es más, me da igual si está fría o caliente (bueno, templada) aunque con estos calores apetece más fresquita. Esta vez compré unos melocotones hermosos y una parte de ellos iban para esta exquisita y a la vez sencilla crema. Además se prepara en un abrir y cerrar de ojos. Vamos a ello.



CREMA DE MELOCOTÓN

Ingredientes (para 4 personas):

• 5-6 melocotones hermosos (aprox. un kilo y medio)
• 2-3 cucharas soperas de miel (a gusto de cada)
• 1 rama de canela
• 2 granos de pimienta de Jamaica
• la piel de medio limón
• agua
• 150 ml de nata

Lavamos los melocotones, partimos por la mitad, pelamos, quitamos el hueso, los troceamos y ponemos en una olla. Añadimos la rama de canela, la piel de limón, y los granos de la pimienta de Jamaica machacada previamente en el mortero. Ponemos agua hasta medio cubrir. Luego podemos añadir más si hiciera falta. Cuando arranca a hervir bajamos un poco el fuego y añadimos miel a gusto. Dejamos cocer unos 10-15 minutos. Pasado este tiempo apartamos, sacamos la canela y la piel de limón. Cogemos un melocotón crudo, lo pelamos, troceamos y añadimos a la olla. Batimos todo junto con la batidora, pasamos la crema por un colador y añadimos la nata. Volvemos a ponerla al fuego pero ya sólo para calentar, no hervir. Dejamos enfriar. Al servir podemos decorarla con nata montada aunque esta vez yo la decoré con tiras finas cortadas de la piel de melocotón. Fría o templada... exquisita. ¡Probadla!


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...