jueves, 21 de abril de 2011

PIMIENTOS DE PIQUILLO RELLENOS DE BACALAO EN SALSA DE PIQUILLOS

Ez a recept megtalálható magyarul itt.

Aunque en España se come bacalao durante todo el año, yo creo que es la época de Semana Santa cuando más se consume de este pescado. Tiene infinitas maneras de preparación y para mí es uno de pescados más sabrosos, con una textura inigualable. Hoy en día lo podemos comprar tanto fresco como salado, pero yo creo que se utiliza más el de salazón. Además, en mi humilde opinión, las comidas preparadas de bacalao salado son mucho más sabrosas. A parte de que se puede preparar de mil maneras, durante el período de cuaresma tampoco es raro ver tomarlo crudo (sin desalar) con habas frescas, como aperitivo. Yo esta vez hice unos pimientos de piquillo de Lodosa rellenos de bacalao. Os dejo esta estupenda receta que podéis preparar cualquier época del año (no es exclusividad de Semana Santa) y servirlo como entrante o plato principal. Vamos allá.

Ingredientes (para 10 unidades):

• 200 g de bacalao salado desmigado
• 1 puerro
• 5 dientes de ajo
• harina
• leche
• nuez moscada
• una lata de 400 g de pimientos de piquillo (de Navarra son los mejores)
• 3-4 cucharas soperas de tomate frito (si es posible casero)
• sal
• aceite de oliva
• 2 huevos





Tenemos el bacalao en remojo 48 horas. Durante este tiempo lo tenemos en la nevera y le cambiamos el agua dos veces al día. Pasado este tiempo lo escurrimos. Lavamos bien el puerro y lo picamos junto con dos dientes de ajo y en una sartén amplia los ponemos a fuego medio a pochar. Mientras cortamos el bacalao escurrido muy menudito y lo incorporamos a la sartén. Dejamos que evapore el líquido que suelta (se cocerá en este mismo) y espolvoreamos con una cuchara sopera de harina. Le damos unas vueltas y empezamos a agregar leche a poquitos removiendo constantemente con unas varillas hasta conseguir una bechamel bien espesa. Entonces lo dejamos unos 6-8 minutos más en el fuego sin dejar de remover. Le rallamos un poco de nuez moscada y probamos de sal. Apartamos del fuego y seguimos removiendo hasta que temple un poco para poder manejarlo.


Ponemos la masa en una manga pastelera sin pitorro y rellenamos los pimientos con cuidado.


Habrá pimientos rotos en la lata pero no os preocupéis, los utilizaremos para hacer la salsa.



Preparación de la salsa:

Picamos los ajos restantes y los ponemos a freír en una sartén. Cuando empiezan a coger un color dorado incorporamos los pimientos troceados y freímos todo junto un rato. Echamos 3-4 cucharas de tomate frito, ponemos a punto de sal y si fuera necesario echamos una pizca de azúcar (por la acidez del tomate). Trituramos la salsa con la miniprimer y la colamos.
Pasamos los pimientos rellenos por harina y huevo y los freímos en aceite. Los escurrimos un poco en papel de cocina y los servimos con la salsa bien caliente.

¡Que aproveche!




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...