domingo, 27 de febrero de 2011

MEJILLONES RELLENOS

Ez a recept megtalálható magyarul itt.

En los últimos 20 años muchas cosas han cambiado en mi vida, pero lo que realmente cambió de raíz, son mis costumbres culinarias (dado que vengo de un país que no tiene mar).
Ahora como cosas que antes eran inimaginables para mí, sin embargo otras que eran mis favoritas sólo las hago de cuando en cuando. La cercanía del mar amplió mi horizonte culinario infinitamente. De las muchas delicias que ofrece, una de mis debilidades son los mejillones. Da igual la forma en la que estén preparados, me gustan todas, por lo tanto ha sido difícil elegir el post de hoy.
Bueno, os dejo la receta de cómo preparo yo los mejillones rellenos. Espero que os guste.

Ingredientes:
• ½ kilo de mejillones (para 14 unidades)
• una cebolla mediana (o dos pequeñas)
• 3 dientes de ajo
• una guindilla
• una cuchara sopera de harina
• leche
• sa, pimienta
• aceite
• harina, huevos, panrallado (para rebozar)


Limpiamos los mejillones, les quitamos „las barbas” y los dejamos en agua fría (salada) unas horas. Los que estén abiertos o rotos, los tiramos. Ponemos al fuego una cazuela y los abrimos al vapor. Los sacamos de la cáscara, escurrimos y los picamos menuditos. (Reservamos las cáscaras.) Ponemos en una sartén pochar la cebolla y el ajo picados y añadimos los mejillones. Salpimentamos y dejamos cocer unos 5-10 minutos.




Pasado este tiempo echamos una cuchara sopera de harina, le damos unas vueltas y vamos echando leche a poquitos removiendo con una varilla continuamente, hasta conseguir una besamel espesa.


Seguimos removiendo hasta que la masa empieze a despegar de la sartén. Llegados a este punto, la primera parte está lista.


Dejamos enfriar la masa en la sartén tapada. Si hacemos más cantidad, se puede echar en una fuente y tapar con film transparente para que no se forme costra. (Yo suelo hacer la masa de un día para otro, porque se trabaja mejor.) Una vez más limpiamos bien las cáscaras, las rellenamos con la ayuda de una cuchara y rebozamos en harina, huevo y pan rallado. Si no los vamos a freír todos, se pueden congelar.

Esperando para ser rebozados:


¡Buen provecho!






0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...