martes, 3 de mayo de 2011

CREMA DE CALABACÍN “al estilo húngaro” (además a mi manera) CON BROCHETAS DE SALMÓN

Ez a recept megtalálható magyarul itt.

La verdad es que llamar esta receta “crema” no sé si es muy certero. Porque es un plato entre crema y potaje o bien se podría llamar un potaje cremoso. Total, que en Hungría existen las que se conocen aquí como cremas (de verduras), y hay otra variedad que son los potajes de verduras que llevan la verdura en trozos en una salsa cremosa, y se complementan con alguna carne asada o guisada. Es simplemente una forma más de tomar verduras. La salsa en la que se cuece la verdura troceada, se basa tradicionalmente en tostar harina en manteca de cerdo y ligarla con agua (o leche) y crema ácida de leche hasta conseguir el espesor deseado. Bueno, pues puedo decir que desde que vivo en España yo no he vuelto a preparar (ni a comer) estos potajes, porque descubrí que hay muchas otras maneras de comer verdura que además son más sanas. Excepto a uno, que siempre ha sido mi favorito: el potaje de calabaza. Porque este potaje originariamente no se hace de calabacín sino de calabaza, pero de una variedad que yo nunca encontré, ni vi aquí en el sur, y tampoco sé si existe en la península ibérica. Creo que aquí se llama calabaza blanca (si alguien sabe dónde puedo encontrarla que me avise) y tiene este aspecto:


Para hacer el potaje se suelen utilizar los ejemplares tiernos que todavía no han alcanzado la madurez. Pues a falta de esta calabaza yo hago el potaje de calabacín, y oye, no está nada mal. Pero no lo hago de la manera tradicional sino “a mi manera”, porque esta salsa a base de harina tostada en manteca me resultaba muy pesada. Bueno, os voy a contar cómo es mi versión, a la que además acompaño con unas brochetas de salmón ricas, ricas.

Ingredientes:

• 3 calabacínes grandotes
• 1 cebolla mediana
• 3 dientes de ajo
• 2 tomates
• 1 manojo de eneldo fresco
• leche
• 1 yogur natural (sin azúcar)
• crema ácida de leche (crème fraîche)
• sal
• aceite de oliva
• un poco de esencia de vinagre (o vinagre de vino blanco)

Modo de preparación:

Cortamos las puntas de los calabacines, los pelamos y después de cortarlos por la mitad a lo largo los vaciamos un poquito. Esta parte (la pulpa) la reservamos y el resto lo cortamos en tiras con una mandolina. Salamos y reservamos.



Cortamos la cebolla y los ajos y los ponemos a pochar en aceite de oliva en una olla. Mientras se va pochando, pelamos los tomates y los troceamos junto con la pulpa de los calabacines, incorporamos todo a la olla y hacemos un sofrito.


Cuando el sofrito está listo, echamos aprox. 150 ml de leche, esperamos a que hierva todo junto,


apartamos del fuego y lo trituramos (cuidado que está muy caliente!) con la miniprimer hasta obtener una crema fina.


A esta crema (que le dará espesor al potaje) le incorporamos las tiras de calabacín (sin escurrir), le damos unas vueltas y lo dejamos cocer a fuego medio unos 15 minutos. No lo cocinéis mucho porque el calabacín debe quedar “al dente”. Mientras, mezclamos bien el yogur con 100 gramos (medio vasito) de crème fraîche y lo incorporamos a la olla. Ya no lo hervimos, sólo lo mantenemos en el fuego hasta que cortamos el manojo de eneldo muy menudito. Lo echamos en la olla, probamos de sal y apartamos. Listo. Se pueden echar unas gotas de vinagre, pero esto va a gusto de cada uno.




BROCHETAS DE SALMÓN

Ingredientes:

• 300 g de salmón (en una rodaja)
• 1 pimiento choricero
• 1 cebolla pequeña
• 2 dientes de ajo
• 100 ml de vino blanco
• 200 ml de agua
• una hoja de laurel
• sal, pimienta
• aceite de oliva

Modo de preparación:

Le quitamos la piel, las grasas y las espinas al salmón. Todos estos restos los ponemos a cocer en 200 ml de agua para obtener un caldo.


Después de 20 minutos lo colamos y reservamos. Mientras picamos la cebolla y el ajo, y lo ponemos a fuego lento a freír.


Sacamos la carne del pimiento choricero (que ha estado previamente en remojo) y la incorporamos a la sartén junto con el laurel.



Freímos un rato más y echamos el vino y el caldo. Dejamos cocer. Cortamos el pescado en dados, lo salpimentamos, salteamos en una sartén en un poco de aceite unos minutos, lo sacamos y apartamos.


Cuando la salsa haya reducido a la mitad, la trituramos en el vaso de la miniprimer. Volvemos a ponerla en la sartén e incorporamos el pescado. Probamos de sal y cuando rompa a hervir apartamos.


Hacemos unas brochetas (5-6 trocitos por persona) y las servimos como acompañamiento del potaje.
¡Que aproveche!


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...