miércoles, 21 de septiembre de 2011

ARROZ CON CORDERO / RIZSES BÁRÁNY NYAK

Ez a recept megtalálható magyarul itt.

Antes de hacer la compra normalmente me hago una lista de todo lo que necesito y (como buena chica) me suelo ceñir a ella. Pero hay ocasiones cuando es inevitable pecar. Si veo alguna fruta o verdura recién traída fresquita o alguna pieza de carne apetecible en la carnicería no me puedo controlar. Eso me pasó el otro día cuando vi en la carnicería un cordero lechal y se me hacía la boca agua. Me encanta la carne de cordero lechal. (Ni comparación con la del cordero adulto.) Pues compré unas chuletillas que me salieron de cine (la receta más adelante en el blog) y un cuello de cordero. Nunca antes preparé esta parte de cordero pero estaba tan apetecible que no me pude resistir. Por probar una vez no pasa nada. Ya sólo me quedaba buscarle una receta y encontré - vaya si encontré - una que le iba como anillo al dedo.


Desde entonces estoy mirando a ver si encuentro algunas recetas más que me gusten, porque creo que no era la última vez que comimos esta carne tan jugosa, tierna y sabrosa en casa. Pero vamos al tajo.

Ingredientes (para 4 personas):

• 1 cuello de cordero troceado
• 320 g de arroz de grano redondo
• 1,2 litros de caldo de carne (o verduras)
• 100 g de champiñones
• 80 g de judías verdes
• 4 dientes de ajo
• 1 tomate grande o dos pequeños
• comino molido
• cúrcuma
• pimentón dulce
• sal, pimienta recién molida
• tomillo y romero fresco
• aceite de oliva


Modo de preparación:

Aderezamos la carne con sal, pimienta, comino y hojas de tomillo y la dejamos macerar un mínimo de media hora. Luego ponemos una cazuela o sartén onda con aceite de oliva y doramos la carne a fuego suave. Cuando esté bien doradita retiramos y reservamos.
Pelamos y picamos la cebolla y los ajos y los rehogamos (primero la cebolla, los ajos se echan más tarde) en la misma cazuela. A continuación incorporamos los champiñones limpios y cortados en cuartos (o más pequeños, depende del tamaño) y las judías verdes troceadas. Salpimentamos y sofreímos unos minutos. Cortamos el tomate horizontalmente, lo rallamos y echamos la pulpa a la cazuela junto al cordero, una cucharita de cúrcuma y otra de pimentón (al que le guste puede poner una pizca de picante). Tapamos y dejamos cocer a fuego moderado unos 20 minutos. Al cabo de este tiempo echamos el arroz, una ramita de romero, le damos unas vueltas y mojamos con el caldo. Probamos de sal y dejamos cocer sin tapar hasta que el grano de arroz esté en su punto. Antes de que se haya consumido todo el caldo, retiramos la cazuela del fuego, la tapamos y dejamos reposar unos 5 minutos y listo. Para chuparse los dedos. ¡Qué aproveche!




Esta receta la vi en "Gastronomía & Cía".

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...