jueves, 10 de noviembre de 2011

ÑOQUIS DE CALABAZA / SÜTŐTÖKÖS GNOCCHI

Ez a recept megtalálható magyarul itt.

Con esta receta participé en un concurso que organizó una bloguera húngara, con la condición que el principal ingrediente tenía que ser la calabaza. Es curioso que en casa de mi madre nunca se utilizaba esta verdura en la cocina con lo buena que está y lo sana que es. Yo sin embargo ahora que es temporada, una vez a la semana seguro que preparo algo que lleva calabaza. Sencillamente encanta. Tanto en las comidas saladas como preparando algún dulce con ella. Además, aparte de que es muy sana, hay que tener en cuenta que apenas tiene calorías o sea que podemos comer calabaza a todas horas sin remordimiento alguno. Pero vamos a la receta de hoy.

Ingredientes (para 4 personas una calabaza aprox. de un kilo):

Para los ñoquis:
• ½ kilo de calabaza limpia
• 30 g de requesón
• 60 g de queso parmesano rallado
• 60 g de queso de oveja curado, rallado
• 1 huevo pequeño
• nuez moscada
• 4 c.s. (cucharas soperas) de pan rallado
• sal
• harina

Para la salsa:
• 60 g de mantequilla
• 4 hojas de salvia fresca
• 1 c.s. de semillas de amapola
• 3 c.s. de queso parmesano rallado

Precalentamos el horno a 200 grados. Lavamos la calabaza, cortamos la parte superior y sacamos las semillas y la limpiamos por dentro. Con un cuchillo afilado (¡con cuidado!) vamos sacando la pulpa, la troceamos y la envolvemos en papel de aluminio. Introducimos en el horno y cocinamos durante 30 minutos aproximadamente. Mientras, envolvemos la calabaza vaciada en otro papel de aluminio. Cuando la pulpa esté hecha, la pasamos a un colador para que escurra todo el líquido y dejamos enfriar. Luego en un bol mezclamos todos los ingredientes de los ñoquis excepto la harina. La harina debemos ir echándola poco a poco hasta que la masa tenga una consistencia manejable. ¡Cuidado porque si se echa demasiada harina los ñoquis estarán muy duros! Ahora estiramos la masa en una superficie enharinada, la cortamos en trocitos y con la ayuda de un tenedor formamos los ñoquis. Mientras, metemos al horno la calabaza vaciada y envuelta en papel de aluminio y la cocemos durante unos 15 minutos a 200 grados. Pasado este tiempo la sacamos y abrimos el papel para que salga el vapor. Cuando hemos terminado con los ñoquis ponemos abundante agua a hervir. En una sartén calentamos la mantequilla y freímos en ella las hojas de salvia, las reservamos y echamos las semillas de amapola. Las tostamos un poco en la mantequilla y apartamos la sartén. Ahora colocamos la calabaza vacía en un plato o fuente redonda. Cocemos los ñoquis por tandas en agua salada. Cuando sube a la superficie la primera tanda, los vamos sacando con una espumadera y echándolos dentro de la calabaza aún caliente. Regamos con mantequilla y espolvoreamos con queso parmesano. Luego ponemos otra capa de ñoquis, los regamos con mantequilla y echamos queso. Repetimos hasta llenar la calabaza y al final decoramos con las hojas de salvia fritas. La mezcla de los ñoquis con la mantequilla, el parmesano fundido y el sabor de las semillas de amapola tostadas es, sencillamente impresionante. Os recomiendo que no dejéis de probar este plato ya que a nadie va a dejar indiferente. ¡Que aproveche!


Esta receta la vi en el libro "PASTA ¡qué pasión!"

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...