lunes, 24 de octubre de 2011

PAN AL ESTILO PROVENZAL / PROVENCE-I STÍLUSÚ KENYÉR

Ez a recept megtalálható magyarul itt.

Cuando vi este pan me enamoré de él a primera vista. Enseguida guardé la receta para prepararlo en los días próximos. Sin embargo el pasado domingo (16 de nov.) fue el Día Mundial del Pan y este acontecimiento aceleró un poco las cosas. Si no, seguro que hubiese estado mirando la receta unas semanas más antes de ponerme a ella. Pero no os entretengo más. ¡Manos a la obra!

Ingredientes:

• 350 g de harina de fuerza
• 75 g de queso parmesano rallado
• 2 cucharas soperas de aceite de oliva
• 1 cucharita rasa de sal
• 250 ml de leche
• 1 cuchara sopera rasa de azúcar
• 1 cucharita de levadura seca, de acción rápida
• 3 cucharas soperas de hierbas picadas a ser posible frescas (tomillo, romero, orégano)


Para el relleno:

• tomates secos en aceite de oliva
• surtido de verduras salteadas o asadas (pimiento italiano, cebolla, calabacín, berenjena, etc. ) a gusto
• sal, pimienta
• mezcla de cuatro tipos de quesos rallados (a gusto de cada)
• leche para pincelar

Echamos en un cacharro aprox. 100 ml de leche y el azúcar y templamos. Diluimos en esta leche la levadura, tapamos y dejamos fermentar unos 10 minutos. Mientras, ponemos en un bol la harina tamizada, el queso parmesano, las hierbas picadas, la sal y mezclamos todo. Añadimos a esta mezcla el aceite y la levadura fermentada. Trabajamos bien la masa con una cuchara de madera (o a mano), luego tapamos con un paño de cocina y dejamos levar hasta que la masa doble su volumen. Mientras está levando la masa, salteamos las verduras elegidas cortadas en tiras. Yo esta vez utilicé sólo pimiento italiano, cebolla morada y unos tomates secos en aceite, pero cada uno pone la variedad de verduras que quiera. La próxima vez seguramente probaré con otras. Cuando la verdura ya esté pochada, apartamos y la dejamos enfriar. Mientras, picamos también los tomates. Cuando la masa esté levada, la ponemos en una superficie enharinada y la estiramos con un rodillo procurando formar un cuadrado o rectángulo a medio dedo de grosor. Repartimos la verdura y los trocitos de tomate, salpimentamos y echamos por encima los quesos rallados.


Yo elegí sólo dos tipos de quesos, manchego curado y Edam siguiendo el lema de “menos es más”.


Ahora enrollamos la masa con cuidado para que no se salga el relleno por los lados. Cortamos el rollo en rebanadas de unos 2 cm de grosor y las vamos poniendo en una bandeja de horno engrasada, apoyando cada rebanada en la anterior hasta formar dos filas. El relleno debe quedar visible. Tapamos la bandeja con un paño de cocina y dejamos levar hasta que la masa doble su volumen (aprox. 30-40 min.) y precalentamos el horno a 170 grados. Pintamos la masa con la leche y horneamos durante unos 25 minutos o hasta que tenga un bonito color dorado. Dejamos enfriar un poco y servimos templado... ya que se acabará antes de enfriarse del todo. Como diría un italiano...¡bocatto di cardinale!




Esta receta la vi en "Bocados dulces y salados".

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...