miércoles, 28 de marzo de 2012

ZANAHORIA ASADA CON VINAGRETA DE ALMENDRAS Y TOMATES SECOS, SÉSAMO Y MENTA / SÜLT SÁRGARÉPA MANDULÁS-PARADICSOMOS VINAIGRETTE-TEL, SZEZÁMMAGGAL ÉS MENTÁVAL

Ez a recept megtalálható magyarul itt.

He comido zanahoria cruda, cocida, a la plancha, pero nunca asada en el horno. Es un plato sencillo, se prepara muy rápido y está de rechupete.  Se puede tomar como primer plato, como guarnición de alguna carne, como una cena ligera o como un almuerzo de régimen, que es como lo he comido yo. Vamos  a ello.

Ingredientes:
·         500 g de zanahoria
·         sal
·         aceite de oliva
·         un puñado de semillas de sésamo
·         un puñado de hojas de menta frescas


Para la vinagreta:
·         6-7 almendras crudas, peladas
·         1 cucharita de café de orégano
·         3-4 tomates secos macerados en aceite
·         1 cuchara sopera de vinagre de arroz
·         1 cuchara sopera de vinagre de vino blanco
·         sal
·         aceite de oliva virgen extra

Empezamos con la vinagreta. Para la preparación de la vinagreta originariamente se utiliza AMETLLA (que es una mezcla de especias a base de almendras y procede de Mallorca) pero como por aquí es muy difícil encontrarla yo hice mi propia versión. O sea, machacamos las almendras en el mortero y las echamos en un bol. Añadimos el orégano  (también lo suelo machacar un poco) las dos clases de vinagres, el tomate picado y un poco de sal. Mezclamos bien y poco a poco le vamos añadiendo aceite de oliva virgen extra (aprox. 50 ml). Reservamos. Ponemos el horno en marcha a 200 grados. Mientras se va calentando, pelamos y lavamos las zanahorias y las cortamos en trozos de aprox. un centímetro. Ponemos un poco de aceite en una bandeja de horno, echamos la zanahoria, salamos y mezclamos. La horneamos unos 20-25 minutos, no más, ya que tiene que quedar un poco “al dente”. El sabor de la zanahoria asada es mucho más intensivo que el de la cocida. Esto lo noté en el caso de la calabaza también. Mientras, tostamos ligeramente las semillas de sésamo en una sartén seca y troceamos un poco a mano las hojas de menta. Cuando la zanahoria esté lista, la ponemos en un plato hondo o bol, regamos con la vinagreta, mezclamos y echamos por encima con el sésamo y la menta. Os vais a sorprender lo bueno que está. Merece la pena probarlo.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...